Me gustan tanto los girasoles, que podría nadar en ellos

Y no hay nada más cierto, los girasoles pueden alegrar el día más triste, solo hay que ver lo bonitos y alegres que son.
Saludillos!

0 comentarios: